Busque un manual
técnico ahora

Otros articulos

Servicios oficiales, Prepotencia o impotencia *

 

Desde hace ya algún tiempo tengo ganas de escribir un articulo con referencia al mal estar entre los servicios técnicos oficiales, es una situación que por un lado se respira prepotencia y por el otro impotencia, lo realmente curioso es que ninguno está digamos contento, los servicios oficiales se quejan, pero no lo dejan… y los que no lo son se pirran por coger un "servicio oficial" la verdad no lo entiendo.

De vez en cuando recibo algún e-mail preguntando que es lo que hace la asociación hacia las multinacionales para que de alguna forma presione a las mismas con el animo de que le sean abonadas las garantías con unos importes mas dignos.

Ninguno de estos servicios ha tenido la valentía de afrontar el problema desde el primer día, me refiero que cuando se inicia una relación comercial lo normal es aceptar o no, todas sus consecuencias (las buenas y las malas), claro está que como en su momento es un tema de lo tomas o lo dejas no se puede argumentar nada en contra.

Las lamentaciones vienen después, sus problemas lógicamente no son los mismos, unos los centrales o los llamados de élite, tocan un par de marcas de primera categoría, no tienen problemas, además la propia marca se encarga de "mimarlos" (entre comillas), sin embargo el problema de estos es que hacen los "números" pensando en los ingresos adicionales de un supuesto precio de garantía superior con relación al producto que les entra, estos servicios son aquellos que proceden de un titular que hace 30 años era un técnico, y ahora se ha reconvertido en empresario, ya no sabe reparar, existen excepciones.

Los multiservicios, una marca importante, el resto de las caducadas y mucha … porquería, resultado, muchísimos problemas y poco dinero; el titular se ha reconvertido en empresario.

Finalmente los pequeñitos (que son la mayoría), tienen que reparar todo los que les caiga, de servicio oficial solo tienen los recuerdos de sus buenos tiempos y en la actualidad son servicios/caducados, representando a pequeñas y prácticamente desconocidas marcas o alguna de las marcas que han pasado a mejor vida, desapareciendo paulatinamente el producto del mercado, solo les queda el rótulo de la marca en cuestión, por todo lo demás son un servicio autónomo más, con sus ventajas y sus inconvenientes, el titular continua siendo un técnico y encima tiene poco de empresario, existen excepciones.

Delante de este panorama, además muy conocido por APITE, podemos acudir a los archivos y ver las acciones emprendidas, durante las Jornadas técnicas en SONIMAG de 1.992, se realizó un llamamiento masivo a todo el sector de servicios oficiales (este problema no es nuevo), sobre un total de más de 2.000 servicios técnicos que nos constan en nuestras bases de datos, la presencia real en dichas jornadas fue aproximadamente de 25 personas, más o menos, las mismas que acudieron al llamamiento de ASOAT (Agrupación de Servicios Técnicos Oficiales) durante las mismas jornadas efectuadas en SONIMAG 2.000 y a la que acudí.

Nuestras asociaciones intentaron un golpe de timón y lamentablemente la situación enforteció a unos (fabricantes) y descalifico a otros (sats oficiales), la escasa asistencia en ambos llamamientos condiciona la representatividad de cualquier grupo de gestión, sin ningún genero de dudas el pánico hacia las Multinacionales es de Record Guinnes, pero la persistente osadía en la búsqueda de culpables y soluciones sigue de forma sistemática, eso sí desde la "barrera", que es más practico.

Por cierto, hace ya casi un año un grupo de servicios oficiales ha intentado formar un grupo de gestión (ASOAT) para dar la cara delante de sus multinacionales con el propósito de gestionar importes de garantías mas dignos, cursos de reciclaje, etc, etc. No dudo que la junta de gobierno de ASOAT, ha puesto buena intención en el tema, pero me gustaría conocer los resultados, hoy por hoy los servicios oficiales del 2º y 3er grupo siguen estando igual o más cabreados que el año pasado. Hay que tener presente que una multinacional no se deja intimidar por una asociación de servicios, y que encima no está respaldada masivamente por todo el colectivo afectado, los importantes tienen su guerra aparte y además son los niños mimados de la propia comercial, al fin y al cabo los números no les son rojos.

Mi conclusión es que el 90% de las garantías las realizan los grandes servicios técnicos llamados de élite (los menos), son aquellos centrados en los grandes núcleos urbanos y que son inversamente proporcionales a los pequeños servicios oficiales (la mayoría) distribuidos por todo el país, se pretende que estos efectúen la fuerza, para que la minoría anterior se beneficie de una forma no proporcional al esfuerzo realizado.

Por ejemplo no es lo mismo doblar en el mejor de los casos el importe de las garantías para aquellos pequeños servicios (la mayoría), que pueden realizar mensualmente entre 10 y 20 intervenciones que el resto que puede gestionar más de 500, (la minoría)

Las consecuencias de todos estos problemas se reflejan en que los propios servicios intentan inculcar a las marcas imposiciones de que de alguna forma se "cierre el grifo" de facilitar repuestos e información técnica a todos aquellos profesionales del sector que de alguna forma no pertenezcan a su red de servicio, lógicamente se intenta monopolizar siendo indirectamente el mas perjudicado el propio usuario final.

Se quejan de la falta de técnicos cualificados, las experiencias vividas desde esta asociación cuando se ha direccionado algún técnico a dichos servicios ha sido negativa, ofrecen unas condiciones de hambre, sueldos por debajo de 100.000.- Ptas. y exigencias de producciones mínimas diarias, para profesionales con amplios años de experiencia. Condiciones de inseguridad cobrando sobre cada una de las intervenciones, trasladando de esta forma su problema al trabajador autónomo, entendiendo con ello posturas no excesivamente profesionales.

Prepotencia ante cualquier consulta técnica realizada por otro profesional de diferente marca, no entendiendo que en ningún momento su única habilidad en la solución de problemas no es debido a sus capacidades técnicas, sino al propio conocimiento del producto, a los sistemas de ayuda informatizados o a los boletines de servicio facilitados por la propia multinacional.

Impotencia delante las nuevas tecnologías que comprometen la rentabilidad de las intervenciones de cualquier tipo de producto ante los precios ridículos de las garantías que gestionan, impotencia delante la asimilación de la era digital por el prácticamente nulo reciclaje de su estructura técnica, motivado por los caros y escasos cursos impartidos por sus propias multinacionales.

Todo ello condiciona en gran parte las perpectivas de vuestro futuro, mi intención es que de alguna forma se medite esta situación, no se entienda por "dividir" en todo momento se trata de "sumar", no me cabe la menor duda que tan profesional es el "grande " como el "pequeño" y cuando sale el sol, sale para todo el que está legalmente establecido, cualquiera de vosotros no puede adoptar posturas prepotentes, entre otras cosas porque todos vosotros habéis empezado desde cero.

Santiago Aldeguer Roca